JUAN PANADERO





































Espectáculo del Teatro Andén de Trapo, de Mar del Plata, dirigido por Daniel Di Lorenzo, director artístico de El Vagón de los Títeres y del Festival Internacional FESTI TÍTERES.
Este espectáculo, que se ha destacado en escenarios de todo el país y en numerosos festivales del exterior, homenajea al patriarca de los titiriteros argentinos, el mítico Don Javier Villafañe, inspirándose en sus ya clásicos personajes: el Panadero y el Diablo.
Apunta a rescatar un valor básico y elemental para la preservación de una sociedad “humana”: LA SOLIDARIDAD, en contraposición al egoísmo, la avaricia, el individualismo.
Entre todos podremos vencer al diablo, que mañana seguramente volverá a rondar la esquina para intentar robarnos el pan nuestro de cada día.

Al menos por hoy le habremos dado una buena batalla. Será el momento entonces de compartir el pan entre todos los vecinos.
Juan es un hombre sencillo, de oficio: panadero. Vive feliz de amasar cotidianamente la blanca harina para convertirla en el pan nuestro de cada día.
Comienza con los preparativos de su tarea mientras se gastan bromas con su titir
ipapá. Cuando finalmente tiene todo dispuesto, un siniestro y angurriento personaje pretende comerse todo el pan, por la fuerza y sin entender razones.
La inocencia de Juan se va transformando en astucia para evadirlo una y otra vez.
Su misterioso antagonista (ni mas ni menos que El Diablo de las tres colas) cuenta con múltiples y poderosos recursos, pero Juan tiene la fuerza de una gran causa.
Todo el público, e incluso el titiritero, toman partido, intentando ayudar al panadero en esta difícil jornada donde no faltará, acción, suspenso y mucho humor.
El valor de un hombre justo, la ciega avaricia de su oponente, y la participación del público determinan el resultado.

En Mayo del 2002, en Segovia, España, Daniel Di Lorenzo, con este espectáculo, representó a nuestro país en TITIRIMUNDI, uno de los festivales más importantes del mundo, para el que son seleccionados los espectáculos más destacados de cada país.
Lo mismo sucedió en Julio de 2003 en Curitiba, Brasil, al ser convocado al “ Xll Festival Espectacular de Teatro de Bonecos ”.
Este espectáculo le mereció a Daniel Di Lorenzo el 1º Premio al Mejor Actor Titiritero en el Certamen Nacional de Teatro Infantil realizado en Necochea en Enero del 2003. También el 1º puesto en el “Festival Regional de la Comedia de la Pcia. de Bs. As.” en Julio del mismo año, y el 2º lugar en la selección de espectáculos infantiles para representar a la Pcia. de Buenos Aires en la Fiesta Nacional del Teatro.


CRÍTICA PERIODÍSTICA: “En todo momento, la participación del público es fundamental y legítima. A diferencia de lo que suele suceder en este tipo de propuestas, no hay una relación forzada entre el titiritero y sus espectadores, entre el muñeco y los niños. Precisamente este puente entre el retablo y la platea se construye sobre la base del humor absurdo, desopilante e increíblemente contagioso. La manipulación de los títeres es apropiada para la creación de lo insólito, que se desarrolla en un espacio austero, capaz de convertirse en cualquier escenario a fuerza de imaginación. Di Lorenzo se destaca en la concepción de sus personajes. Tanto el Diablo como el Panadero se diferencian no sólo desde lo visual, sino también desde sus respectivas voces, que si bien son predecibles, ayudan a construir roles determinados.”
Gabriela Vidal / Diario LA VOZ DEL INTERIOR. Córdoba.Arg.

Fragmento del Espectáculo "Juan Panadero" en Festival de Neuquén