"La Andariega" y "El Vagón de los Títeres"

Muchas generaciones, deben a Javier Villafañe, el mayor titiritero de habla hispana, momentos de inefable alegría. 
Su teatro itinerante “La Andariega”, una carreta, retablo, escritorio, vivienda, se convirtió también en un estilo de vida, en una manera de soñar, sentir y vivir el mundo.

El 1 de abril de 1996, la muerte lo busca  a Javier, y lo encuentra.
Los titiriteros de Mar del Plata estaban planeando una sala de títeres itinerante en un Vagón de Tren.

En Diciembre de 1996 se inaugura “El Vagón de los Títeres”.
Meses después, Daniel Di Lorenzo muestra “El Vagón de los Títeres” a aficionados del ferromodelismo. 
Uno de ellos relata “hace muchos años, estuvimos con el vagón-maqueta de ferromodelismo en el Festival de Teatro Infantil de Necochea. Allí estaba Javier Villafañe. 
Lo invitamos a tomar mate a nuestro vagón para mostrarle los trencitos a escala y nos comentó: Yo viaje haciendo títeres en carreta, en canoa, luego en casilla rodante, en avión….qué lindo sería viajar haciendo títeres en un vagón de tren!

Los titiriteros que hicimos “El Vagón de los Títeres” comprendimos entonces que estábamos viviendo un sueño de Javier. 
Haciendo realidad un sueño. 
Mezclar sueños y realidades fue el juego preferido de Villafañe. 
Quizá sea la mejor forma de soñar, la mejor forma de vivir.

Los personajes y las historias de Javier jamás llegarán a envejecer.
No sienten el lento rodar de los años. 
Viven y sonríen por encima del tiempo. 
Nos siguen fascinando. 
Ayer desde su mítica carreta, “LA ANDARIEGA”, hoy en un mágico vagón de tren, “EL VAGÓN DE LOS TÍTERES”

No hay comentarios: